El relieve de España es tan atractivo y variado que nos cuesta elegir un destino. Por eso, hemos seleccionado estas 12 rutas senderistas de diferentes distancias, dificultad y nivel para que elijas las que mejor se adapten a tus preferencias. Algunas se pueden hacer en apenas unas horas y otras necesitan de toda una semana. ¡Que las disfrutes!

  • El Caminito del Rey - Málaga

Sin duda, la más emblemática de Andalucía. Entre las localidades de Álora y Ardales, en las entrañas del desfiladero del Gaitanes, se encuentra esta ruta que ofrece una pasarela construida en las paredes de esta garganta rocosa. Fue reformada hace unos años para hacerlas más transitable y accesible a todas las personas. El Caminito del Rey se encuentra suspendido a más de 100 metros sobre el río en algunos de sus tramos y el recorrido completo ofrece un trazado de casi 7 kilómetros que se puede completar perfectamente en unas horas. Recibe este nombre por la visita del Rey Alfonso XIII a esta zona de Málaga en el año 1921. El próximo verano celebrará su centenario.

  • Ruta del Cares - Asturias y León

Los Picos de Europa es uno de los escenarios más abruptos del relieve nacional y esconde multitud de rutas para los amantes de la alta montaña. Una de las más famosas es la que sigue la pista del río Cares, entre las provincias de Asturias y León. Se trata de un trayecto de 12 kilómetros que ofrece grutas, cuevas y desfiladeros desde la salida hasta la llegada. Al no ser un recorrido circular, es conveniente encontrar la manera de volver al inicio o, si te animas, realizar el trazado en sentido inverso sumando un total de 24 kilómetros. En cualquier caso, un entorno precioso que te llevará por las localidades de Caín y Poncebos.

  • La Senda del Oso - Asturias

Su nombre no deja lugar a dudas: si te gustan los osos y tu plan es verlos disfrutar en plena naturaleza, esta es tu ruta. Comienza en la localidad de Tuñón y discurre junto al cauce del río Quirós sumando un total de 27 kilómetros. El inconfundible verde de Asturias te envolverá en esta ruta de larga distancia que recorre las antiguas vías del tren minero. El recorrido se puede adaptar a diferentes longitudes y además es ciclable, por lo que se puede completar en su totalidad en Mountain Bike. Un lugar privilegiado en el que no pasarás excesivo calor en estos meses de verano.

  • La Ruta de las Caras - Cuenca

En el municipio de Buendía, provincia de Cuenca, encontramos esta espectacular y mágica ruta donde podemos disfrutar de 18 esculturas esculpidas y bajos relieves mientras paseamos por un entorno espectacular de pinares y rocas areniscas. Una ruta cultural que rompe la frontera de los museos y las grandes urbes para ensalzar el arte escultórico en plena naturaleza. Si te gusta el misticismo y las alegorías, la Ruta de las Caras de Cuenca te ofrece 11 kilómetros de auténtica espiritualidad. Puedes terminar la jornada con un baño en el pantano de Buendía.

  • La Ruta de los Arribes del Duero - Zamora y Salamanca

Ubicado entre las provincias de Salamanca y Zamora, el Parque Natural de Arribes del Duero destaca por su abrupta orografía, escondiendo cañones de hasta 200 metros de altura fruto de la erosión fluvial del río Duero y sus afluentes. A lo largo de sus más de 120 kilómetros podemos disfrutar durante varias jornadas de diferentes rutas senderistas y llegar hasta la frontera con Portugal. Además de caminar, podemos recorrer varios caminos en bicicleta e incluso a caballo. ¡No te pierdas sus hipnóticas cascadas!

  • La Ruta de los Volcanes - La Palma

Si tienes la suerte de viajar hasta las Islas Canarias o vivir allí, no puedes dejar de realizar la Ruta de los Volcanes en la isla de La Palma. Un espectacular recorrido de 24 kilómetros que alcanza casi los 2.000 metros de altitud desde el Refugio de El Pilar hasta el Faro de Fuencaliente, en el extremo sur de la isla. Alucinarás con los paisajes lunares de la isla, las vistas de la costa, los mares de nubes cerca del suelo y unas coladas de lava y cráteres que no encontrarás en ningún otro rincón de España. Eso sí, el viento y el calor están asegurados; pero merece muchísimo la pena.

  • Camí de Cavalls - Menorca

Si te gusta la historia y la cultura, y buscas una ruta para varios días, estamos convencidos de que el Camí de Cavalls de Menorca no te defraudará. Hablamos de un sendero histórico que bordea toda la costa de la isla, rodeándola,  y que fue camino de bandoleros y caballeros en tiempos pasados. Un recorrido de 185 kilómetros para dar la vuelta a la isla en varias jornadas disfrutando del aire inconfundible del Mediterráneo, su exclusiva gastronomía y con la posibilidad de bañarnos en sus calas y playas. Puro patrimonio balear.

  • Alta Ruta Guadarrama - Madrid

Un auténtico trekking que te llevará varios días para conocer los rincones mágicos del corazón peninsular. El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama es escenario de esta aventura de 100 kilómetros y 12.300 metros de desniveles. Se necesita una buena preparación física para afrontarla con garantías y el pueblo de Rascafría sirve de epicentro al desafío. Conocerás lugares emblemáticos de la Sierra de Guadarrama como La Pedriza, el Valle del Paular, el Puerto de Cotos o La Granja. Si eres trailrunner de larga distancia… ¡Puedes aventurarte a completarla del tirón como desafío deportivo!

  • Ruta Cavalls del Vent - Pirineos

Una de las rutas más famosas de los Pirineos que presenta un recorrido circular de 87 kilómetros y un desnivel positivo de 5.000 metros. Un reto exigente que está diseñado para caminar unos 18 kilómetros diarios y completarla en cinco jornadas. Dormirás en los refugios que forman parte de esta mítica travesía y ascenderás a cumbres que ofrecen unas vistas panorámicas inolvidables: Comabona, La Tossa, etc. El Parque Natural del Cadí-Moixeró es el escenario que permite esta ruta senderista ideal para realizar en verano. ¿Te atreves con ella?

  • Ruta de los Faros - Galicia

La más larga de las que te proponemos. Una aventura que te llevará más de una semana bordeando la costa gallega por su emblemático O Camiño dos Faros. Se trata de un recorrido de 200 kilómetros y 8.000 metros de desniveles entre Malpica y Finiesterre visitando cada faro del litoral gallego. Sus caminos recorren paisajes muy variados, siempre mirando al mar, y atravesando playas, acantilados, ríos, bosques y estuarios en los que podrás disfrutar de multitud de aves. Una ruta senderista llena de magia que está pensada para completarla en ocho días.

  • Ruta de las Capillas – Cangas del Narcea

El Concejo de Cangas del Narcea (Asturias) ofrece una ruta llena de misterios, leyendas y fábulas conocida como la Ruta de las Capillas. En la Sierra del Pando los lugareños bajaban con su ganado a las ferias que se celebraban en la villa. Así, durante siglos de historia este lugar recogió docenas de episodios místicos que a día de hoy se recrean en esta ruta fácil, divertida y para toda la familia. Una opción ideal para ir con niños, tomárselo con calma y, por supuesto, disfrutar de los manjares gastronómicos del concejo.

  • Ruta Carros de Foc – Pirineos

Preciosa ruta senderista diseñada para hacerla en 6 días / 5 noches descubriendo los lugares más emblemáticos del Parque Nacional de Aiguëstortes y Estany de Sant Maurici. Un trazado circular de 76 kilómetros y 4.900 metros de desniveles que requieren de buena condición física. El punto de salida y llegada es Boí, en la Alta Ribagorza (Lérida) y a lo largo de la aventura se alcanzan varios collados de montaña de más de 2.700 metros de altitud. También hay zonas de bloques y canchales. Se necesita experiencia en rutas montañeras para afrontar Carros de Foc con todas las garantías.